miércoles, 24 de septiembre de 2008

Refugio

Una página en blanco y un lápiz afilado.
Una canción en el ipod.
Un sofá solitario.
Refugio.
Cerrar los ojos un momento.
Lavarte las manos con agua fría.
Quitarte los zapatos.
Refugio es este vagón de metro.
Es dejarse llevar sin pensar en nada. Es parar un momento.
Refugio es un momento.
Incluso bajo la lluvia hay refugio si encuentras un abrazo.
Una manta en los pies.
Una taza caliente.
Refugio es no tener miedo.
Es respirar hondo.
Es hacer sonar los huesos al estirarse.
Refugio es un amigo.
Refugio eres tú.

1 comentario:

al dijo...

Bienvenida, Ana! (Siempre queda mejor aquí que en el post nº 15.)

Besos!